dimecres, 6 d’abril de 2011

Escocesa Victoriana [Susan King]



Tanto él como ella creyeron que se había tratado de un sueño, de una fantasía. Aquella noche, en un remoto peñasco del norte de Escocia azotado por las olas y la tormenta, habían compartido unas horas de pasión y peligro, cada uno creyendo que el otro era una aparición sobrenatural Siete años después, la vida de Meg ha dado un giro completo. Ahora es una de las mujeres más ricas de Gran Bretaña, poseedora de títulos y tierras. Pero el destino no ha dejado de jugar con ella: a su pequeña isla escocesa, su refugio particular, llegan hombres con ideas de cambio y de progreso. Y al frente de ellos, el diablo que surgió del mar aquella lejana noche pero, esta vez, totalmente de carne y hueso.





¿Es posible enamorarse de un retrato? Así empieza a creerlo Aedan Arthur MacBride, barón de Dundrennan. La belleza de la princesa dormida, protagonista de una hermosa leyenda celta capturada para siempre en un lienzo, le obsesiona desde hace años. Por eso apenas da crédito a sus ojos cuando llega a su mansión Christina Blackburn, una joven arqueóloga tan hermosa como inteligente, enviada por el Museo Nacional para estudiar unas ruinas halladas en las tierras de Dundrennan. Porque aquella seductora mujer es la misma que posó, seis años antes, para el cuadro que ahora cuelga en su habitación. La atracción que surge entre ambos es instantánea, pero la presencia de alguien dispuesto a todo por hundirla, hará que la vieja maldición que acompaña al cuadro pueda volver a repetirse. Sólo la pasión de Aedan y Christina podrá salvarles. 






¿Quién podía culparles por su arrebato de pasión? Ninguno de ellos había planeado quedarse atrapados en una cueva helada, con una única manta, aislados por la peor tormenta que las Highlands escocesas habían visto en mucho tiempo. Catriona sólo pretendía auxiliar a un montañero herido. Ahora se enfrenta a un escándalo terrible, que su padre, el reverendo MacConn, no va a permitir. Y lo que es peor, descubre que el hombre con el que ha compartido aquella noche de locura no es otro que Evan Mackenzie, conde y señor de las tierras de Kildonan, y el responsable, del destierro de tantos highlanders. La única solución aceptable el matrimonio; el conde sabe que su honor de caballero no le deja otra salida. Susan King vuelve a las tierras escocesas que tan bien conoce con esta novela donde la pasión de los personajes se funde con la épica y misteriosa atmósfera de las Highlands.

2 comentaris: